Arte atemporal

Las emblemáticas joyas de Pomellato son sinónimo de color, rebeldía y originalidad. La firma Pomellato, fundada en 1967, representa la excelencia de la artesanía italiana, el inestimable savoir-faire de los orfebres y unos diseños alegres y característicos. En un constante equilibrio entre pasado y futuro, tradición e innovación, rigor y experimentación, y sensualidad y osadía, el diseño de Pomellato destaca en el mundo de la joyería porque no tiene igual.

Hecho en Milán

Más de cien artesanos crean joyas únicas cada día en el taller milanés de Pomellato. Cada una de las creaciones con piedras preciosas cobra vida gracias a su pasión y a su saber hacer, fruto de muchas horas de minucioso trabajo y de soluciones ingeniosas. Este proceso conjuga metales preciosos, como el característico oro rosa de Pomellato, con finos diamantes y piedras preciosas de colores procedentes de todo el mundo.

Hecho en Milán

Más de cien artesanos crean joyas únicas cada día en el taller milanés de Pomellato. Cada una de las creaciones con piedras preciosas cobra vida gracias a su pasión y a su saber hacer, fruto de muchas horas de minucioso trabajo y de soluciones ingeniosas. Este proceso conjuga metales preciosos, como el característico oro rosa de Pomellato, con finos diamantes y piedras preciosas de colores procedentes de todo el mundo.

Creatividad

Pomellato, símbolo de creatividad y color, fue fundada en Milán en 1967 por Pino Rabolini, heredero de una familia de orfebres, que introdujo la filosofía del prêt-à-porter en el tradicional y conservador mundo de la joyería.

Rabolini revolucionó el abanico de posibilidades de la moda femenina y al mismo tiempo confirió a Pomellato una identidad fuerte y vanguardista. Cincuenta años después, estos diseños alegres y característicos han evolucionado y son venerados en el ámbito de la joyería, tanto en el mercado italiano como en el internacional.

 

Color

Para capturar la emoción de una joya, el instinto es una guía importante. La inspiración se expresa mediante las formas de las piezas, como si fueran esculturas diminutas y perfectas, todas ellas fabricadas combinando el ingenio, la curiosidad y el singular estilo de la firma. Alejada de los convencionalismos, Pomellato busca soluciones y perspectivas alternativas en sus joyas, convirtiéndolas en piezas tangibles gracias a las cualidades visuales y táctiles de su autenticidad.

 

Color

Para capturar la emoción de una joya, el instinto es una guía importante. La inspiración se expresa mediante las formas de las piezas, como si fueran esculturas diminutas y perfectas, todas ellas fabricadas combinando el ingenio, la curiosidad y el singular estilo de la firma. Alejada de los convencionalismos, Pomellato busca soluciones y perspectivas alternativas en sus joyas, convirtiéndolas en piezas tangibles gracias a las cualidades visuales y táctiles de su autenticidad.

 

Artesanía

Entre otras técnicas expertas, los artesanos de Pomellato emplean la microfusión. Este proceso, conocido también como fundición a la cera perdida, data del año 3500 a. C. y permite crear las líneas suaves y las formas fluidas y voluminosas que caracterizan a la firma. Esta técnica de orfebrería se utiliza cada vez más para colocar piedras semipreciosas raras, conocidas como las «nuevas piedras preciosas», y crear las joyas Pomellato, alegres y contemporáneas. La creación orfebre interna es una parte fundamental de la identidad y el prestigio de la marca milanesa. El conocimiento y la experimentación en la fabricación de joyas implican minuciosos rituales en el cuidado y en la selección de los materiales.