POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E f
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E f
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E d
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E a
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E r
Cerrar
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E f
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E d
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E a
  • POMELLATO Colgante con cadena Capri F.A201 E r

Colgante con cadena Capri

  • Descripción
  • Cuidado del Producto
Evocando los intensos volcanes del panorama mediterráneo, los colores de Capri viven iluminados por la luz de los diamantes.
COLGANTE CON CORAL Y DIAMANTES (0,10 CT) CON CADENA DE ORO BLANCO RODIADO. LARGO: 40 CM APROX.
Limpiar la joya periódicamente de forma delicada y guardarla por separado en su correspondiente caja, estuche, o bolsita suave y limpia, en lugares secos, alejados de fuentes de calor y por lo general resguardados de agentes que puedan perjudicarla.

El uso normal y cotidiano y el contacto con elementos externos como agentes atmosféricos, productos cosméticos, humedad y transpiración pueden contribuir a reducir el brillo tanto de las gemas y los diamantes como de las superficies de oro.

El proceso de limpieza puede resultar más complicado en aquellas joyas engastadas con gemas o diamantes, por lo que es aconsejable recurrir a una limpieza profesional.

Especialmente cuando se trata de gemas de naturaleza orgánica (como coral o azabache) o con una estructura porosa (como turquesa, ópalo o calcedonia) hay que evitar por lo general el contacto con agentes externos que puedan causar daños irreversibles, como perfumes, cremas, cambios bruscos de temperatura, humedad, cloro, humo, etc.
Si quieres saber más, puedes consultar las FAQ. Si tienes dudas, puedes ponerte en contacto con Atención al Cliente.
Ref. F.A201/B9K40
 
Este artículo está disponible disponible en nuestras Boutiques.
Compartir
Variantes

CORAL

El coral se pescaba tradicionalmente en el fondo del mar durante el día. Debido a la escasez actual de coral de primera calidad, Pomellato ha empezado a adquirirlo de una manera más consciente, modificando el proceso de búsqueda del Corallium rubrum y Corallium japonicum en profundidades de 3 a 3.000 metros. Las principales áreas de aprovisionamiento son el mar Mediterráneo, los mares alrededor de Japón, Taiwán, el archipiélago malayo, el Mar Rojo, el Golfo de Vizcaya y las Islas Canarias.
El coral es un material orgánico. Antes de trabajarlo y pulirlo, su apariencia es opaca y con imperfecciones, por lo que no debe tener grietas, floración, marcas o agujeros para ser considerado como coral de calidad.